El agua en sí mismo es uno de los mejores aliados para el ser humano. Sin embargo, cuando hablamos de aguas termales nos referimos a aquellas que presentan una gran cantidad de minerales, y que disponen de grandes beneficios.

Seguramente alguna vez hayas escuchado que las aguas termales también tienen fines terapéuticos. Son muchas las personas que han experimentado los grandes beneficios de esta, Como método para la prevención de enfermedades, tratamientos terapéuticos o como fuente de bienestar. Si todavía no conoces los beneficios de las saunas, baños turcos, spas u otros espacios que empleen aguas termales, ¡sigue leyendo!

BENEFICIOS DE LAS AGUAS TERMALES


  1. Estimulación del sistema inmunitario. ¡Libera endorfinas! Tener una sauna a medida en tu lugar de descanso es todo un lujo. Podrás potenciar la relajación de tu organismo y mejorar tu bienestar. Así, la recuperación de enfermedades físicas y psicológicas de tu organismo se verá beneficiada.

 

  1. Efectos cardiovasculares y relajantes. Con cualquiera de nuestras Saunas Lurko te aseguras un espacio en el que velar por tu bienestar y salud. El contraste de agua caliente y fría favorece la circulación vascular.
sauna diseno 009 Jyvashovi

sauna Jyvashovi

  1. Eliminación de toxinas. Elimina todas las toxinas que le sobran a tu organismo gracias a la sudoración que provocan los baños turcos. Limpia las toxinas de los poros de la piel de todo tu cuerpo, a la vez que consigues la textura y suavidad que deseas.

 

  1. Activación de la circulación sanguíneo. Si todavía no has probado a sumergirte en aguas frías y calientes, ¡no esperes más! El contraste de altas y bajas temperaturas hará que los vasos sanguíneos de tu organismo se encojan y se dilaten continuamente. Así, estimularás la circulación de tus extremidades, y mejorarás la recuperación de las zonas que puedan estar afectadas por insuficiencia venosa.

 

  1. Mejora de la movilidad articular. El calor de las saunas de aguas termales consigue que la rigidez de tus articulaciones sea mucho menor. Además, este tipo de aguas tienen propiedades antiinflamatorias, y por ello son útiles para tratar patologías autoinmunes y reumatológicas.
tumbona termica Sauna

tumbona térmica Sauna

  1. Distensión y tranquilidad. Pasar largos minutos inmersos en las aguas termales de un baño turco hará que el efecto relajante, producido por el magnesio, induzca a tu organismo a un estado de relax completo.

 

  1. Efectos reparadores y regenerativos. Si estás buscando la mejor opción para favorecer la cicatrización, o aceleración de un proceso de recuperación de tu piel sensible, te recomendamos que optes por las tumbonas térmicas. Podrás crear tu espacio personalizado de relajación.

 

¡Eso no es todo! A parte de tener beneficios físicos para tu organismo. Ir a saunas o baños turcos también será toda una ayuda emocional. Se ha comprobado que, en casos de ansiedad, trastornos depresivos o molestias por migrañas, acudir a un espacio con tratamientos en aguas termales potenciará la relajación mental y calma general.

No dejes pasar la oportunidad de mejorar tu bienestar físico y mental, consigue tu sauna a medida en Saunas Lurko. ¡No tengas ninguna duda de que te ayudará!

0/5 (0 Reviews)
Abrir chat
¿Necesitas ayuda?. Escríbenos...